Listado de especies

Volver al listado

Juniperus communis

Enebro común, enebro real

Enebro común, enebro real (cast.); ginebre (cat.); ipar ipurua (eusk.); cimbro (gall.); zimbro-comum (port.); common juniper (ing.).

Autóctona

¿SABÍAS QUE…? En la etiqueta de muchas botellas de ginebra aparece una ramilla de enebro con los frutos, que se usan para su destilación.

DESCRIPCIÓN

De las tres subespecies de enebro que hay en nuestro territorio, la subsp. communis es la única que llega a tener porte arbóreo, pues alcanza los 15 m de altura, si bien a menudo aparece como un arbusto grande y ramoso, de corteza marrón grisácea o rojiza que se desprende en tiras longitudinales. Toda la planta contiene aceites esenciales y es aromática. Las hojas son aciculares (en forma de aguja), de 10-20 cm de largo por 1-2 mm de ancho, punzantes y con una banda blanca en el haz que la diferencia de la otra especie de enebro (J. oxycedrus L.). Se disponen de tres en tres, a modo de estrella de tres puntas, como las aspas de un ventilador. Hay ejemplares macho y ejemplares hembra. Los primeros forman conos muy pequeños que producen el polen y los segundos unos frutos (en realidad falsos frutos) carnosos y globosos llamados gálbulos, que tienen el tamaño de un guisante y al madurar son muy oscuros y azulados, con una capa que parece polvillo o cera y se denomina pruina.

ECOLOGÍA

Es una especie austera, adaptada al clima continental extremo, de inviernos fríos y veranos secos, que en nuestro territorio aparece sobre todo en zonas de montaña. Se adapta a cualquier tipo de suelo, incluso a los pobres y pedregosos, aunque prefiere los calizos, donde coloniza el sustrato antes de ser sustituida por otras especies de más rápido crecimiento, pues no aguanta las condiciones de sombra. Aparece sola o mezclada con otras especies y a veces formando pequeños rodales. No rebrota después de los incendios.

DISTRIBUCIÓN

El enebro común ocupa toda Europa, el sur de Asia y América del Norte, principalmente en las zonas de montaña, con numerosas formas que se reflejan en las distintas subespecies y variedades descritas. En nuestro territorio la subsp. communis es más abundante en el norte, centro y este peninsular.

MÁS INFORMACIÓN

Por sus propiedades aromáticas, el uso más conocido del enebro es la destilación de sus frutos para la obtención de ginebra, aunque también se utilizan para aderezar guisos de carnes, favorecer la expulsión de la orina (diuréticos) y los gases intestinales (carminativos), e incluso para dar sabor a la leche fermentada. En este sentido el novelista francés Julio Verne, en Viaje al centro de la Tierra, escribió: «Había abundancia de skyr, especie de leche cuajada, acompañada de galletas y sazonada por jugo de bayas de enebro».

Su madera es muy apreciada por ser muy resistente a la pudrición, y se emplea para elaborar pequeños objetos y ahumar embutidos y quesos. Ahora nos habla el escritor y periodista Víctor de la Serna, en Nuevo viaje de España. La ruta de los foramontanos, sobre este uso: «Por ejemplo, queso de Áliva, un queso seco y duro y exquisito, que se hace en los puertos y se cura al humo del “anabio”, una conífera reptante y perfumada, una especie de cedro en miniatura que crece por los montes de las Ilces».

Del enebro se extrae una resina con la que se elabora un barniz especial y que antiguamente, reducida a polvo, se usaba como secante de los escritos de tinta.

Por otro lado, se emplean diversas variedades de enebro para su uso en jardinería y restauración de ecosistemas degradados.

También dicen que la Virgen María se amparó con su familia detrás de un enebro en su huida a Egipto. Por esta razón, en Italia decoran las casas con sus ramillas en Nochebuena.

Flora iberica describe también para la Península Ibérica la subsp. hemisphaerica (K. Presl) Nyman, de porte arbustivo, hojas más anchas y ramillas más densas. Y el enebro rastrero, que es la subsp. alpina (Suter) ?elak., propia de la alta montaña.

Juniperus es el nombre que los romanos daban a los enebros y a su madera; communis nos indica la abundancia de la especie.