Listado de especies

Volver al listado

Rhamnus alaternus

Aladierno, carrasquilla

Aladierno, carrasquilla, aladierna, ladierna, sanguino (cast.); aladern, llampuga (cat.); burrubiote, guirguirio (eusk.); alaterno, carrasquilla, sanguiño (gall.); aderno-bastardo (port.); Mediterranean buckthorn (ing.).

Autóctona

¿SABÍAS QUE…? La revista de unas conocidas líneas aéreas españolas se llama Aladierno, en alusión a la vocación mediterránea de la compañía y de la planta.

DESCRIPCIÓN

El aladierno es un arbusto ramoso y muy variable en su aspecto, pues se le puede ver desde postrado o apenas levantando un palmo del suelo hasta alcanzar el porte de un árbol de 8 m. El tronco es liso y gris en los ejemplares jóvenes, pero en los adultos se agrieta y recuerda al de la encina. Las hojas son coriáceas, persistentes, simples y alternas, lo que lo diferencia del labiérnago prieto (Phillyrea latifolia), que tiene las hojas opuestas y con el que se puede confundir por su ecología, aspecto general, forma de las hojas y frutos. Las hojas sin el rabillo miden 8-60 mm de ancho, alcanzando en ocasiones 80 mm, y 8-50 mm de largo, tienen forma lanceolada, oval, a veces obovada o casi orbicular, con 1-5 pares de nervios secundarios bien visibles y a veces con pelillos sólo en la base, punta y nervios, a diferencia de la subespecie munyozgarmendiae Rivas Mart. & J.M. Pizarro. El haz es verde oscuro, a veces grisáceo, lustroso o mate, y el envés generalmente de un verde claro o amarillento, mate, a veces con manchas oscuras, de color herrumbre. El margen puede ser dentado —con una cantidad, disposición, tamaño y forma de los dientes muy variada—, aserrado, con espinitas blandas o entero. No tiene pelos (lampiño) o los tiene sólo en la base de la lámina, la punta y los nervios. Las flores salen en racimos entre marzo y abril. Tienen cuatro pétalos y son muy olorosas, pequeñitas y verde-amarillentas. Los frutos miden alrededor de 5 mm de diámetro, son redondeados, aunque con dos o tres surcos poco marcados, lampiños, carnosos y de color rojo que torna al negro al madurar. Son muy apreciados por las aves.

ECOLOGÍA

Crece en las orlas y claros de encinares, quejigares, coscojares, pinares, arenales costeros, setos, matorrales mediterráneos, sabinares, roquedos, pedregales, etc., siempre que no falte algo de humedad y sombra. Es indiferente al sustrato y puede aparecer desde el nivel del mar hasta los 1300 m aproximadamente.

DISTRIBUCIÓN

Es una planta propia del sur de Europa, islas del Mediterráneo, Anatolia, Siria, Palestina, oeste de Libia, el Magreb, Crimea y Macaronesia (Gran Canaria). Habita en gran parte de la Península Ibérica y las Baleares; falta o es rara en el cuadrante noroccidental y en la parte alta de los Pirineos, Cordillera Cantábrica, y sistemas Ibérico y Central.

MÁS INFORMACIÓN

La madera es pesada, dura y homogénea, buena para tornería y ebanistería. Se empleó para la fabricación de objetos o utensilios pequeños, como mangos de herramientas, y antiguamente de ella se obtenía un apreciado carbón para la fabricación de la pólvora. Su corteza y los frutos son purgantes, pero hay que usarlos con precaución porque pueden producir intoxicaciones. La corteza también se ha usado para teñir de castaño o amarillo.

Por otro lado, es una especie interesante como ornamental de la que se crían diversas variedades. El botánico y naturalista valenciano Antonio José de Cavanilles, director del Real Jardín Botánico de Madrid a principios del siglo XIX, decía que era frecuente en ‘el Reyno de Valencia’ y que se cultivaba en el propio Jardín. Algo que se sigue haciendo desde entonces, pues en 2013 el poeta onubense Antonio Orihuela versaba en su poema El jardín botánico:

«… Pero un día,
paseando por El Prado,
me dio por entrar
en el Jardín Botánico,
y cuando vi lo que realmente era
un aladierno,
lo que realmente era
un rododendro,
lo que realmente era
un meliloto,
quedé muy confundido:
no, la realidad no confirmaba
la belleza de sus nombres».

Flora iberica diferencia dos subespecies. La descrita es la que alcanza el porte arbóreo. La subespecie munyozgarmendiae es un arbusto de 0,5-2,5 m, erecto o postrado, de ramas intrincadas. Se diferencia bien porque la lámina de la hoja tiene pelos esparcidos por la superficie de ambas caras. Además, el receptáculo de la flor, los sépalos (hojas modificadas de la flor que están por debajo de los pétalos y suelen ser verdes) y el fruto son pelosos.

El aladierno está protegido en la Comunidad de Murcia con la categoría de ‘interés especial’.

Rhamnus es el nombre general de pequeños árboles o arbustos espinosos de esta familia, aunque en este caso es inerme. El epíteto específico alaternus, aunque pudiera parecer que indica que es de hojas alternas, tiene el significado de ‘arbusto incierto’.